Dermatitis Atópica

La Dermatitis Atópica (D.A) es esencialmente un disturbio genético; por ello, frecuentemente hay otras personas en la familia con dermatitis atópica o enfermedades alérgicas, (rinitis, asma, bronquitis), no es una enfermedad infectocontagiosa y puede aparecer desde los 3 meses de vida.

Generalmente mejora en forma gradual a medida que el niño crece, la mayoría resolverá este problema en la adolescencia, aunque existen casos en que se puede mantener esta situación en la vida adulta.

Se trata de una piel hipersensible, que responde a diferentes alérgenos ambientales como: polen, ácaros, polvo, pelos, pluma, cambios bruscos de temperatura.

El aspecto psicológico es muy importante. El paciente atópico manifiesta sus sentimientos a través de su piel. En general, se trata de un paciente muy sensible, a quien los periodos de estrés emocional pueden agravar su patología.

El paciente con Dermatitis Atópica no debe someterse a una dieta especial, pero algunos alimentos deben ser consumidos con moderación:

Colorantes presentes principalmente en gaseosas, quesos, carnes frías, huevos, enlatados.

Hasta el momento no hay un medicamento que cure la Dermatitis Atópica, aunque es posible tratarla eficientemente adoptando algunos regímenes a base de emolientes, corticoides tópicos, inmunomoduladores y antihistamínicos.

Consejos Útiles

Por ello debe forrar el colchón con algodón, lavar frecuentemente el forro, limpiar el cuarto siempre con un paño húmedo y lavar los peluches regularmente.


Volver
© 2018 CENTROLASER - Todos los derechos reservados | Estados financieros Diseño web sector salud: Creativos Services
CONTÁCTENOS