¿Quieres identificar tu tipo de piel? ¿Cómo puedes hacerlo?

Se puede, pero no es un procedimiento confiable ya que tiene numerosas variaciones de acuerdo a la edad, la época del año, el stress, la actividad que se realice, etc. En general se dice que al levantarse por la mañana si se pasa un pañuelo de papel sobre la piel…

La piel grasa lo ensuciará con secreción en todo el rostro.

La piel seca no dejará residuo.

La piel mixta ensuciará en la zona t y no en las mejillas.

 Sin embargo, la manera correcta es consultar a un dermatólogo.

 

Tipos de piel y características:  

  1. Piel grasa:

Es gruesa, brillante, a veces de color amarillento rojizo. Tiende a tener poros dilatados, puntos negros o puntos blancos que le dan un aspecto irregular como si siempre estuviese “sucia”. Se debe al funcionamiento excesivo de las glándulas sebáceas ubicadas en el rostro. Es el tipo de piel habitual en la adolescencia y primera juventud. Posteriormente la mayor secreción de sebo facial se va limitando a la frente, nariz y mentón.

La piel grasa puede ser también hereditaria, secundaria a trastornos hormonales, embarazo o al uso de cosméticos inadecuados.

 

2. Piel seca:

Tiene bajos niveles de sebo y retiene poco el agua que naturalmente se encuentra en la epidermis. No tiene brillo y puede presentar pequeñas escamas Tiende a enrojecerse y da una sensación de tirantez, especialmente después del lavado con agua.

Está determinada genéticamente y predispone a la aparición precoz de pequeñas arrugas.

El viento, el clima muy seco, las temperaturas extremas, la exposición solar la empeoran así como el uso muy frecuente de jabones muy agresivos. Es el tipo de piel más común en las mujeres adultas mayores y post menopáusicas.

 

3. Piel mixta o normal:

Es el de la mayoría de las mujeres jóvenes y adultas. Su textura es suave y el color es uniforme; no tiene manchas ni escamas. Combina una leve oleosidad en la frente, nariz y mentón (llamada zona T) con piel tersa con tendencia a descamar en las mejillas y alrededor de los ojos.

 

  1. Piel sensible:

Es fina y se enrojece fácilmente, especialmente con cambios de  temperatura, el sol y el viento. Tolera mal los cosméticos y los tratamientos de belleza. Tiene tendencia a resecarse y formar escamas Puede asociarse con cualquiera de los tipos anteriores.

 

 

Escríbenos para más información:

Centroláser

Dra. Luisa Helena Diaz.

Tel: 657 12 86

Cel: 316 740 9410


Volver
© 2018 CENTROLASER - Todos los derechos reservados | Estados financieros Diseño web sector salud: Creativos Services
CONTÁCTENOS